VIEWS

martes, 23 de marzo de 2010

TAHITÍ: "VIAJE AL PARAÍSO"















TAHITÍ

Tahití (históricamente llamada Otaheite) es la isla más grande de la Polinesia Francesa, un territorio de ultramar francés localizado en las Islas de la Sociedad, al Sur del Océano Pacífico.

Su capital es Papeete y consiste principalmente en dos porciones de tierra conectadas por el istmo de Taravao: Tahiti Nui o Gran Tahití, ubicada al noroeste y Tahiti Iti o Pequeña Tahití, ubicada al sureste. En total el territorio comprende unos 1.042 km² y su punto más alto es el monte Orohena.

En 2002 la isla tenía 169.674 habitantes, los cuales se dedican principalmente a la industria del turismo. La lengua oficial es el francés.

HISTORIA

Aunque la isla fue descubierta en 1606 por el marino y explorador español Pedro Fernández de Quirós; el primer occidental que la visitó fue Samuel Wallis, que desembarcó en la isla el 19 de junio de 1767, y le dio el nombre de Isla del Rey Jorge en homenaje a su rey Jorge III de Inglaterra.

Unos meses más tarde, Louis Antoine de Bougainville desembarcó y le dio el nombre de « Nouvelle-Cythère ».

La Corona de España, por medio del Virrey del Perú Manuel de Amat y Juniet, decide tomar posesión de la isla en 1772, básicamente para controlar la expansión de otras potencias y evangelizarla. Envía una primera expedición capitaneada por Domingo de Boenechea, natural de Guetaria, en 1772-1773, que parte del puerto del Callao.

Le sucede otra mucho más evangelizadora, con el mismo origen, en el bienio 1773-1774, con la misma nave llamada "El Águila" y el mismo capitán y otro pailebote llamado Júpiter, bajo el mando de José Andía, propiedad de Juan Malo de Molina.

Aún se suceden dos expediciones más, pero la política laicista de Carlos III suspende definitivamente en 1775 la obra emprendida.

Lo más notable de estas expediciones fue la redacción de un Diario del soldado de marina Máximo Rodríguez, cubriendo un periodo de 12 meses, que narra muchos detalles etnológicos de los tahitianos del s.XVIII, siendo el documento más antiguo y completo que se conserva en este sentido.

Finalmente, en 1842, el almirante Abel Aubert Du Petit-Thouars obligó a la reina Pomare IV a aceptar el protectorado de Francia.

TAHITÍ EN LA ACTUALIDAD

Los tahitianos son ciudadanos franceses con completo acceso a derechos civiles y políticos. Tanto el idioma tahitiano como el francés son usados por los habitantes de la isla.

Tahití forma parte de la Polinesia Francesa (Polynésie Française), cuyo estatus es el de un territorio semiautónomo de Francia, con su propia Asamblea, Presidente, presupuesto y leyes. La influencia de la metrópolis se limita a proveer subsidios, educación y seguridad.

El actual Presidente de la Polinesia Francesa, Oscar Temaru, es partidario de la total independencia de Francia, sin embargo sólo cerca del 20% de la población está a favor de dicha idea.

Durante una conferencia de prensa en junio de 2006, en el marco de la segunda Reunión Francia-Oceanía, el presidente Jacques Chirac dijo que no creía que la mayoría de los tahitianos quisieran la independencia. Se remitió a afirmar que mantendría la puerta abierta para un posible referéndum en el futuro.

Las elecciones para la Asamblea de la Polinesia Francesa se efectuaron el 23 de mayo de 2004. En un resultado sorpresivo, la coalición progresista independentista de Oscar Temaru formó gobierno con una mayoría de un solo escaño en el parlamento (obtuvo 29 escaños contra 28 del Partido Conservador encabezado por Gaston Floose).

En octubre de ese año, este partido presentó una moción de censura contra el gobierno, provocando una crisis política. Un punto mayor de controversia es si el gobierno nacional francés podría o no usar su poder excepcional de llamar a elecciones anticipadas para un nuevo gobierno local, en caso de una grave crisis política.

CULTURA Y ECONOMÍA

El pintor francés Paul Gauguin vivió en Tahití en los años 1890, plasmando en sus obras los paisajes y la gente de la isla. Hoy, la villa de Papeari tiene un pequeño museo con obras de Gauguin.

Tahití posee una universidad, la Université de la Polynésie Française. Sin embargo el turismo es la actividad más importante, sobre todo en las islas de Bora Bora y Moorea. Cada mes de julio, el Festival de Heiva en Papeete celebra la cultura polinésica y la conmemoración de la toma de la Bastilla en Francia.

El cultivo de perlas negras es también una fuente sustancial de ingresos. La mayoría de las perlas son exportadas a Japón, Europa y los Estados Unidos.

Recientemente, ha surgido una fuerte presión por revivir el modo de vida más tradicional de antaño y por redescubrir las costumbres culturales. Los instrumentos musicales tradicionales incluyen el pahu, los toere (tambores), y el vivo (especie de flauta nasal).

Las guitarras y ukeleles fueron introducidos por los europeos, pero se han incorporado al folklore local que tiene bastante similitud con la música popular de Hawái, debido a que se trata de dos culturas muy emparentadas en el idioma y en las costumbres.

La indumentaria típica para bailar (tamure) ha vuelto a aparecer en la vida de los polinesios, pero, lamentablemente, el arte de hacer tapa (papel de corteza y ropa), practicado en todo el Pacífico, ya casi no se utiliza.

OFERTA HOTELERA

Además de hoteles lujosos, también se puede hacer turismo a precios más asequibles. Se trata de dormir en casas de madera suspendidas en los árboles, con el mar a unos pocos metros. Sin duda alguna, unas vacaciones "DIVINAS".


TAHITÍ: "DURMIENDO EN LOS ÁRBOLES"

1 comentario:

Espineli.es dijo...

Parece un sitio bellísimo, seguro que aún a pesar del terremoto sufrido hace poco tiempo, puede ser un lugar idóneo para ir de vacaciones ;-)

Me ha impresionado lo de "dormir en los árboles" parece muy acogedor.

Salu2!