VIEWS

viernes, 1 de febrero de 2013

GRAN TEATRO: "ICONO CULTURAL DE MANZANARES"


















"GRAN TEATRO"  DE MANZANARES (CIUDAD REAL)

El Gran Teatro de Manzanares se inauguró en su primera época el 16 de julio de 1911, haciendo coincidir el evento con las ferias y fiestas locales. Este mismo dia se subió por primera vez el telón ante una sala abarrotada de público con la opereta "El Conde de Luxemburgo".

A partir de ese momento sería interminable la lista de compañías que han visitado nuestra ciudad. El cine mudo también ocupó una parcela importante desde 1922 hasta 1933 en que comenzaron a proyectarse las primeras películas sonoras.

Los vecinos de Manzanares no actuaron siempre como espectadores, sino que también fueron verdaderos protagonistas al poner en escena obras dramáticas o cómicas así como zarzuelas y conciertos realizados por la banda municipal de música.

El 29 de Junio de 1995, se inaugura el Gran Teatro de Manzanares en su segunda época, con el estreno de la obertura "Gran Teatro" y una excepcional representación de la zarzuela "La Rosa del Azafrán". Los protagonistas fueron realmente quienes tenían que ser, es decir: las diferentes asociaciones culturales de Manzanares, actores, músicos, miembros de la coral, de coros y danzas, en definitiva los hombres y las mujeres de la cultura de nuestro pueblo.

El Gran Teatro desde sus orígenes ha sido sujeto callado y a la vez protagonista de la vida de Manzanares, pues entre sus paredes han tenido y siguen teniendo lugar tan distintas actividades, que analizadas con la perspectiva del tiempo, nos hablan de las inquietudes y vicisitudes de todo un pueblo.

2 comentarios:

Manuel Díaz-Pinés Fdez-Prieto dijo...

¡ Cierto, Supermendo !. La cultura de nuestro pueblo, a través de los tiempos, pasa por la existencia de ese Gran Teatro, hoy nuevo ... ¿ Sabes que cuando el viejo gran Teatro se preparaba para convertirlo en cinematógrafo, allá por 1957, hubo unos hallazgos que forman parte del a historia de Manzanares ?. Te lo cuento, bueno, te lo cuenta mi padre, Melchor Díaz-Pinés, según

En las obras que se realizan en el Gran Teatro de esta localidad de Manzanares, a fin de convertirlo en una sala de Cinematógrafo, se han hallado vestigios curiosísimos.

Al demoler parte de las andanadas de general, se ha encontrado una tabla de unos ochenta centímetros de longitud, que llevaba encerrada más de medio siglo entre los enmaderados. Esta tabla se encuentra en perfecto estado de conservación a pesar del tiempo transcurrido desde la construcción del edificio.
Con fecha escrita en la tabla, de 25 de enero de 1909, puede leerse en tono humorístico y con caracteres perfectamente legibles el siguiente texto:

Esta tabla que aquí entro
con todo conocimiento
es por si algún día llega a verse
se acuerden de nuestros restos.

Luego, entre la nota trágica, puede leerse:

Somos los carpinteros
que construyen el Teatro
y el 25 de enero
les contamos este caso.
La "Reinilla" le decían
por mote aquí en este pueblo,
y a su marido Guerrero
y a una niña de once años
hoy han sido asesinados.
No sabemos quienes son,
de punto fijo señores,
y por eso no decimos
quienes son los malhechores.


Y firman los protagonistas de este hecho, hoy todos fallecidos, que fueron los maestros Remigio Garrido, Manuel Camacho Gavilán y Antonio Pacheco.

Recuerdan los septuagenarios que este horroroso crimen conmovió a todo el vecindario. Se efectuó con allanamiento de morada, llevando como móvil el robo, al suponer que por la situación desahogada de las víctimas, hallarían dinero en la casa.

El marido, Sr. Guerrero ofreció resistencia e hirió a unos de los criminales en la mano, circunstancia ésta que facilitó a la Guardia civil la identificación de uno de los criminales. Los asesinos resultaron ser conocidos malhechores de esta localidad y Tomelloso, que pagaron con sus vidas tan horrendo crimen.

Unos días después de la publicación de esta crónica, el corresponsal añade datos sobre el suceso, comentando que el descubridor de la tabla en las obras del Gran Teatro es Antonio Serrano Díaz-Madroñero, que las víctimas eran Sebastián Guijarro Galiani, Vicenta Gómez Pardo, conocida como la "Reinilla" y la ahijada, de once años, Carmen Cano.

Al parecer los asaltantes conocían el hecho de que Vicenta había recibido una fuerte cantidad de dinero desde Filipinas, donde tenía un hermano abogado. Al presentar resistencia a los asaltantes, Sebastián fue golpeado con un martillo hasta acabar con su vida, no sin antes haber herido éste a uno de los asaltantes. Después acabaron con la esposa y con la niña, para que no pudieran delatarles.

La Guardia Civil, por casualidad, descubrió al asesino gracias a las pistas de un peón caminero que tenía su casilla de trabajo en la carretera de La Solana. El peón vio al asesino con la mano herida puesto que se refugió en la citada casilla y se dirigía a La Solana, donde fue detenido por la Benemérita.


Por último, añadir que en la citada tabla hallada, también había escrito:

" El día que encontréis esto, os rogamos que hagáis un "zurra " por nuestro recuerdo.


¡ Por supuesto que se hará ese zurra para cumplir los deseos de los carpinteros !.


SUPERMENDO dijo...

Esta historia que cuentas, la ha publicado en un libro que cuenta la historia de Manzanares, Antonio Bermúdez.