VIEWS

jueves, 28 de enero de 2010

LA LEYENDA DEL LAGO SANABRIA



















LAGO SANABRIA

Sanabria es tierra supersticiosa de leyendas e historias fantásticas, donde las "meigas", los conjuros, el mal de ojo y el "llobu", tienen un papel protagonista.

"La leyenda del Lago" es una narración española, originaria de la zamorana comarca de Sanabria, que nos relata como surgió el Lago de Sanabria.



























LEYENDA DEL LAGO SANABRIA

Una de las leyendas más famosas, quizás por ser premonitoria de la catástrofe ocurrida en Ribadelago, es la que narra el origen del Lago.

Cuentan que un buen día llegó a la aldea de Villaverde de Lucerna un peregrino pidiendo limosna, y al que nadie le atendió, salvo unas mujeres que estaban cociendo pan en el horno de este pueblo. Éstas se apiadaron del él, y le dejaron entrar en la sala del horno para que pudiera guarecerse del intenso frío y saciar su hambre con algo más de masa que pusieron en el horno.

La masa que introdujeron en el horno creció tanto que finalmente el pan se salió del horno y, las mujeres, sorprendidas ante este hecho, escucharon de boca del peregrino, que resultó ser Jesucristo, el castigo que iba a implantar al pueblo ante su falta de caridad: inundaría la aldea, por lo que debían de huir de sus casas para refugiarse en el monte.

Seguidamente el hombre clavó su bastón en el suelo diciendo:

"Aquí clavo mi bastón
aquí salga un gargallón
aquí cavo mi ferrete
que salga un gargallete."

El agua brotó a borbotones anegando el pueblo de Villaverde, salvándose de las aguas tan solo el horno, que conforma hoy en día la pequeña isla que hay en el Lago.

Sigue contando la leyenda que los vecinos de los alrededores quisieron sacar las dos campanas de la iglesia hundida, empleando para ello a dos jatos que estuvieran bien alimentados. Sin embargo a uno de ellos le había ordeñado a la madre y no había podido mamar, derramándose parte de la leche ordeñada por el lomo del animal.

Este finalmente no pudo sacar la campana del fondo del Lago y el bien alimentado le decía:

"Tira buey bragau
que la leche quí ordeñarum
por el llomu le fue echau
Ven aquí bragau.
-No puedo, quíestoy ordeñau, le contestó"

La campana que se hundía le decía a la otra que salía:

"Tu te vas, Verdosa,
yo me quedo Bamba
y hasta el fin del mundo
no seré sacada"

Y esta es la campana que los hombres de bien pueden oír repicar desde el fondo de las aguas la noche de San Juan.


LA LEYENDA DEL LAGO SANABRIA

5 comentarios:

Jenny dijo...

Una leyenda muy interesante que nunca había oído, y el lago es precioso.

saludos.

Andrés dijo...

El único punto que no me gusta de esta leyenda, es que alguien que se hace pasar por Jesucristo, inunde un pueblo. No creo que Jesús hiciese algo así.

"SUPER" MENDO dijo...

Yo tampoco creo que Jesucristo hiciese eso, pero en esto de las leyendas, al pasar de boca en bca, y de generación en generación, al final se tergiversa la realidad, que suele diferir mucho de la original.
Saludos.

Anónimo dijo...

Interesante leyenda, me llama la atencion por que se llama lago sanabria y no se si alguien me lo aclara.
Me llamo Jesus Fernando y mi apellido es Sanabria y no se si es de esa region.
Gracias.

SUPERMENDO dijo...

Sí, el apellido Sanabria procede de allí, de la tierra de Zamora. es un título que le concedió el rey Pedro I el cruel en el siglo XIV a un tal Men Rodriguez, por ser de la tierra de Sanabria, y de ahí se originó el apellido. Saludos.